Cómo comprar para el o la que «no quiere nada»

Compartir

Dar regalos es algo que realizamos durante todo el año para todo tipo de ocasiones. Por lo general, el proceso es simple: la persona es de gustos sencillos y fáciles de comprar o te dicen que quieren. Pero a veces puede ser estresante. Especialmente cuando esa persona dice que no quiere nada.

No te preocupes aquí hay algunos pasos que puedes seguir para aliviar el estrés y encontrar un regalo que le encantará.

Primero: describe a la persona

De la siguiente lista, ¿qué palabras se ajustan más a esa persona?

• al aire libre
• musical
• tecnológica
• gourmet
• intelectual
• mecánica
• viajera
• atleta

• fan de los deportes
• madura
• retirada
• joven
• mediana edad
• padre o madre
• abuelo
• pareja

• universitaria
• líder
• creativa
• lectora
• amante de las plantas
• aventurera
…¡agrega el tuyo!.

Segundo: categorizar

¿Es esta persona más objetos o un tipo de experiencia?

Una persona de objetos es alguien que disfruta jugando con cosas. Tiene el teléfono más nuevo, una computadora elegante, muchos libros, gadgets, juguetes y ropa. Mientras que una persona de experiencias suele hacer donaciones, tiene un vestuario limitado y cuenta grandes historias.

Tercero: identifica tu presupuesto

Afortunadamente, a estas alturas ya se te ocurrió una descripción y si tu búsqueda será de objetos o experiencias. Ahora necesita determinar cuánto puedes y quieres gastar.

Para muchas personas, esta ecuación depende de su relación con esta persona, el evento o el propósito del regalo y, por supuesto, el tamaño de su cuenta bancaria; si eres como el resto de nosotros, los fondos no son ilimitados. Sin embargo, un presupuesto pequeño no significa que el regalo sea pequeño en creatividad, disfrute y aprecio.

Cuarto: Sé creativo y usa tus herramientas

Búscalo en Internet, para ello escribe sus palabras descriptivas; puedes agregar producto y un máximo de precio.

Si una búsqueda típica de Google no resulta útil, muchas tiendas online como Amazon tienen herramientas que proporcionan una clasificación de productos o los regalos como los más recientes, los más populares o al azar.

El punto aquí es crear una gran lista de opciones que puedas explorar y así decidir cuál es el regalo perfecto.

Quinto : Mirar televisión

• Puedes observar algún personaje que te recuerde a la persona para la que estás comprando. Observa las actividades en las que este personaje participa y disfruta

• También puedes fijarte en las cosas alrededor de su espacio de vida o trabajo. de esta forma puedes obtener algunas ideas de los creativos en Los Ángeles que regularmente crean entornos y actividades realistas para este personaje.

Si la persona te recuerda a Schmidt de The New Girl, tu compra de regalos seguramente terminará de manera diferente que si el chico se parece más a Nick o Winston.

Sexto: Crea una experiencia

Entonces, no usaste la palabra «objeto» en su descripción. no te preocupes, puedes crear una experiencia individual, o mejor aún, para los dos.

¡Además pasar tiempo con amigos y familiares es bastante saludable!

Al planificar una experiencia, es importante tener en cuenta lo siguiente:

El clima: nadie quiere congelarse durante un paseo en globo aerostático.
• Duración de la experiencia: si esta persona está trabajando 70 horas a la semana, una cena de varios platos en una noche entre semana probablemente no le va a gustar.
• Época del año: ¿fanático del deporte? No esperes hasta los playoffs para comprar boletos de béisbol, especialmente si tu presupuesto es ajustado
• Nivel de comodidad con las multitudes: ¿su banda favorita viene a la ciudad? ¡Increíble! ¿Odia las multitudes? Elije las ubicaciones de las entradas con cuidado.
¿Sorpresa o planificada? Algunas personas aman las sorpresas. Puedes presentarte en su puerta esta noche y llevarlos a un destino internacional y les encantará. Otros te darán un portazo en la cara incluso cambiaran su número de teléfono.

Séptimo: Tarjetas de regalo

¿A quién no le gustan las tarjetas de regalo? Sí, al principio pueden parecer una regalo irreflexivo y poco creativo. Sin embargo, también pueden representar un deseo de la persona tenga un poco más de libertad financiera para comprar algo que ha estado deseando por un tiempo.

Recuerde tener en cuenta sus intereses. Si es hábil en la casa o le encanta el jardín, la tarjeta de regalo LeroyMerlin o Home Depot tiene sentido. Pero si prefiere aparatos o acampar, otros establecimientos podrían ser una mejor apuesta.

Y, si su destinatario vive lejos, muchas tiendas te permiten enviar por correo electrónico la tarjeta de regalo. Esta puede ser una manera fácil y sencilla de hacerle saber que estás pensando esa persona.

Octavo: Presta atención

Esto funciona mejor cuando recuerdas comenzar a pensar en el obsequio con algunas semanas o incluso meses de anticipación. Pero tan pronto como determines que le comprarás un regalo, piensa en su descripción, si es más de productos o experiencias, tu presupuesto, y comienza a escuchar.

A menudo las personas dejan caer pistas sobre lo que atrae su interés sin siquiera darse cuenta. Por ejemplo, en la cena, ¿siguió mencionando la camiseta que su hermano compró recientemente? ¿O señaló un libro interesante del que escuchó durante el almuerzo? ¿O siempre está en su teléfono mirando alquileres de propiedades en la playa?

¡Te dan pistas todos los días!

Pregúntele a sus amigos cercanos, compañeros de trabajo y familiares. A veces, quienes lo conocen mejor, o lo ven todos los días, pueden ofrecer una idea de lo que podría ser útil, divertido o entretenido.

Si tienen amigos o compañeros de trabajo mutuos, un mensaje o mensaje de texto rápido en Facebook puede proporcionarte la idea perfecta para un regalo.

Si conoces a su familia, es posible que puedan contarte qué tipo de cosas o actividades había disfrutado toda su vida, o tal vez algo que solía disfrutar pero que no ha encontrado el tiempo últimamente. Darle algo que le proporcione recuerdos positivos de su infancia siempre es una gran cosa.

Pensamientos finales

Se supone que regalar es algo divertido idealmente tanto para el donante y como para el receptor. Sin embargo, cuando el receptor juega la carta «Nada para mí» puede ser frustrante.

Con suerte, estas ideas te han proporcionado una amplia gama de opciones. Es importante respetar los deseos y los niveles de comodidad y también es posible hacerlo mientras les das algo que realmente apreciarán.

Y si todo lo demás falla, siempre puedes escribir un lindo mensaje hecho a mano.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad