Una breve guía para entrenar a ir al baño a tu cachorro.

Compartir

Te enamoraste de un cachorro y ahora traes esa bola peluda de diversión a casa.  La caja, los platos para la comida, el collar, la correa y los juguetes están listos y esperando.

Estás preparado para las principales necesidades del cachorro, pero ¿qué pasa con el estrés de cambio de morada?

Ya sea que se trate de tu primera experiencia criando un cachorro o si eres es un propietario experimentado, hemos diseñado esta guía para ayudarte en el entrenamiento para ir al baño de tu cachorro:


Inicia a entrenar desde el primer día en casa :

Si comienzan el entrenamiento para ir al baño en su primer día juntos, ayudarán a que esta nueva amistad tenga un gran comienzo. La capacitación te brinda muchas oportunidades para elogiarlo y también ayuda a tu cachorro a aprender a confiar en ti.

En ese primer día, antes de traer al cachorro a la casa por primera vez, llévalo al área del patio que has elegido como lugar para ir al baño y pasa unos minutos allí con él y cada vez que vaya a esa área hazle cumplidos.

Hasta que el cachorro esté completamente domesticado, no lo sacarás solo al patio y tendrás que llevarlo al baño cada vez que lo saques.

Preséntale la caja:

Prepara una habitación antes de traer el cachorro a casa. Esta es un área restringida donde mantendrás al cachorro y su transportadora durante los primeros días.

Coloca la ropa de cama del cachorro y los juguetes en la caja. Cubre el área fuera de la caja con periódico y deja la puerta de la caja abierta; deja que el cachorro explore la caja y la habitación. La razón principal de la caja es el entrenamiento en casa. El cachorro mira la caja como su guarida y dado que a los perros no les gusta ensuciar su guarida, evitará usarla como baño.

No dejes periódicos mojados o sucios en el área si el cachorro tiene un accidente. Además, si orina sobre la ropa de cama, retírala de la caja.

El horario del cachorro :

Los cachorros jóvenes no pueden controlar sus vejigas. Eso significa que necesitan orinar inmediatamente después de comer, beber, dormir o jugar. Ten en cuenta que los cachorros no duermen toda la noche; así que tendrás que sacar al cachorro al menos cada 3 horas.

La consistencia es la clave para entrenar a un cachorro a ir al baño.El horario de alimentación te ayudará a estimar cuándo debes llevar al cachorro al baño. Asegúrate de seguir estrictamente el horario. Entre comidas, lleva al cachorro afuera cada 2 horas o después de 15-20 minutos de juego.
La consistencia es la clave para entrenar a un cachorro a ir al baño.

¿Qué pasa con los accidentes?

Nunca castigues a tu cachorro si tiene un accidente. Regañarlo o empujar su nariz en el área donde tuvo el accidente es contraproducente.

Tu cachorro no entiende por qué lo estás regañando. El castigo puede interferir con el vínculo que tienes con el cachorro. Un castigo duro también puede alentar a orinar por nerviosismo.

En lugar de regañarlo, celebra con tu cachorro cada vez que use el baño afuera.

¿Estás listo para entrenar a un cachorrito a ir al baño?

Los cachorros también están ansiosos por aprender, lo que hace que el entrenamiento sea bastante fácil siempre y cuando les proporciones un horario constante, los saques a intervalos regulares y los elogies cuando orinan afuera.

Entrenar a un cachorro será una buena experiencia tanto para ti como para él.

También te podría gustar...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad